12.21.2011

Cómo es la vida

Como este blog es un servicio a la comunidad, hoy te voy a explicar algo muy importante con conceptos simples. No como Jesús, que quería que lo entendiéramos y al final sus parábolas eran más intrincadas que las derivadas e integrales del CBC. 

Les voy a explicar cómo es la vida. 

La vida es una papa. No, esa papa no, drogón malpensado. Tampoco una papa de "qué facil es vivir", me refiero al tubérculo. Hacé de cuenta que nacés y ¡BAM! te dan una nalgada y una papa. 

A la papa la podés pelar, hervir y chau picho. O podés limpiarle bien la cáscara con un cepillo bajo el agua, cortarla en cubos, ponerla en una fuente para horno y rociarla con aceite de oliva, romero fresco y pimienta recién molida. Y esperar a que el fuego ponga a la papa doradita y crocante. O sea, que tu papa sea desabrida o deliciosa depende un poco de ir aprendiendo a cocinar, de cuán amplio sea tu gusto, de los ingredientes que tengas en la alacena, y cómo manejás todo esto con tu ingenio. 

Acá entra también el factor suerte: "Che, no tengo un mango para un oliva bueno y el molinillo de pimienta cuesta un huevo". Tampoco es lo mismo ser un tubérculo en una tierra pródiga en minerales que en un terreno reseco. 
Y sí, la guita ayuda mucho a que tu papa sea más rica, para qué negarlo (recién ahora me doy cuenta de que "rico" sirve para referirse a alguien con plata y también a algo sabroso). Pero fijate que podés tener un montón de plata e igual no saber cocinar. Te conviene aprender. Claro, podés pagarle a alguien para que te haga las papas, pero nunca vas a estar comiendo como lo dictan tus tripas y tu corazón. A la larga sos infeliz. 

Así que el dinero ayuda a que tu papa sea rica, pero no es un factor determinante. Una plantita de romero cuesta $6. Seis pesos en Belgrano que es un barrio caro, imaginate en los mercaditos de Liniers. 

La papa queda bien con quesos, limón, manteca, sal, podés pisarla, hornearla o freírla, (aunque no lo recomiendo, engorda más), podés ponerle un día eneldo y salvia y al otro día vinagre y perejil, dejarle la cáscara o sacarla, pasarla por la mandolina o hervirla entera para que tenga más almidón, ponerla en las brasas de la parrilla, en fin, las papas no tienen límites. Hay postres dulces hechos a base de papa, con esto me refiero a que hay que abrir la cabeza y ampliar los gustos, o tu papa será un embole. 

¿Se entendió? Fijate bien cómo cocinás tus papas, antes de que se pongan feas. 

Se me ocurren muchas cosas más para desarrollar la parábola de la papa, pero me las reservo para mi futuro best seller de autoayuda. Igual ya me estoy imaginando todas las barbaridades que van a decir en los comentarios. 

Orgía interracial.

15 comentarios:

Figo dijo...

http://ow.ly/86E2S

Natalia Alabel dijo...

Yo quiero profundizar y vos venís a trollearme, será posible

irene dijo...

Los psi qué seríamos, los vendedores del supermercado, quizas?

Drinking Bird dijo...

entonces la vida no es como una caja de chocolates?

Viejex dijo...

Intrincadas las derivadas e integrales del CBC? Creame que son una papa. No se imagina las cosas que se estudian en cursos avanzados de matemáticas.

Me quedé pensando en lo que decía Irene más arriba, si los psi serían los vendedores del supermercado y la verdad es que no, nunca vi que un vendedor del supermercado le pregunte a una papa que opinión le merecía tal o cual asunto referido a una experiencia traumática de su infancia.

Lord Khyron dijo...

a este post le va bien el tema de las Pelotas "para con la papa"

soy re ingenioso eh

Alicia Seminara dijo...

Yo como papa con cáscara. Hervida, claro.

Qué superficial soy.

Lin dijo...

Sos una grosa. Sólo eso.

Natalia Alabel dijo...

Ire: los psi serían los almaceneros.

Drinking Bird: ni en pedo. Es la metáfora más boba de la historia del cine (igual la peli es maravillosa). No señor, la vida es una papa.

Viejex: de todas formas aprobé Matemática del ciclo básico con 10, vea. Ejem, ejem

Lord: claramente el consumo de alfajores ha aumentado sus capacidades cognitivas.

Alicia: nada que ver, yo leo tu blog, superficial cero. Además cocinás re bien!

Lin: gracias, mi reina

Emerald Eyes dijo...

No te vuelques sólo al libro de autoayuda; animáte a un espacio culinario-espiritual en Utilísima.
A Doña Rosita, de La Pampa, le vendría bien saber qué hacer con su papa.

Natalia Alabel dijo...

Emerald, Me gusta esa manera de pensar. A ampliar el negocio!!

Solcito dijo...

Me gustó eso de que te dan una nalgada y una papa :)

Yo estuve abusando de la papa frita, asi que de cara al veranito la unica papa en la que me voy a concentrar es la de mi vida

y es la primera vez que escribo tantas veces PAPA en un comentario

jodas aparte, adhiero a tu concepto Nati, como decia un profesor: basta de quejarse de la mala suerte y del gobierno de turno, a hacerse cargo, che!

Beso enorme!

Natalia Alabel dijo...

Eso Solcito, eso! "¡Hágase cargo de su papa!"

Anónimo dijo...

La sopa de papa vendría a estar más allá del bien y del mal no?

Natalia Alabel dijo...

Anónimo: yo hago una sopa de papas espectacular, suena a algo desabrido pero no. Es una receta muy buena.