7.12.2011

Dónde está la inspiración

Hace semanas que no actualizo el blog. Tres días después del último post tuve una apendicitis, y tras la operación tuve tiempo de descansar en casa. Pero no tenía ganas de escribir. A lo mejor la inspiración se aloja en el final del intestino, ojo. ¡Si te sacan el apéndice nunca más se te cae una idea!

7 comentarios:

Cippi dijo...

Espero que nadie me quite el privilegio de ser el primero en comentar.
La cagada es que no tengo mucho que decir (y no es la primera vez).
Puedo contribuir con este video: http://www.youtube.com/watch?v=iMaet6N9aJU&feature=related

Espero que estés mejor.

Saludos!

Alicia Seminara dijo...

Traenos alguna palabra que les hayas escuchado a los médicos, alguna frase, sé que los médicos a veces delante de los pacientes hablan en clave ;)

Viejex dijo...

Vea doña, a mi no me operaron de apendicitis y no anduve mejor que usted. Pero si anduve medio pachucho con una gripe bastante fuerte. Tal vez no ande tan mal rumbeada y el problema está relacionada con la salud.

Pablo Sebastián Zabala dijo...

PORsuerte conservo mi apendice.

emilii dijo...

idemmmmmmmm, desapareci del blog como por un mes, o algo asi. como anda la vida?

José A. García dijo...

Es la primera vez que leo algo semejante. Y me deja pensando.

Cuando me operé la vista también pasé semanas sin escribir, acostumbrándome a la nueva situación.

Suerte

J.

Natalia Alabel dijo...

Cippi: nadie, igual hace tiempo que ya no cantan pri en este blog. Desde que existe twitter :P

Alicia: Traté de escuchar cosas interesantes pero la verdad que con una apendicitis no hubo nada muy curioso para recordar. Bueno, quizá la anestesia me dejó algunas lagunas. Estuvo buena esa parte, eh.

Viejex: ah pero sin duda que tiene que ver con mi salud...mental!

Pablo: cómo va lo de Brothers? Me tenés que contar.

Emilii: pues, sin apéndice, ja! Pero bien. Fueron unas vacaciones involuntarias. Vos?

José: pero con la vista se justifica! Entré a uno de tus blogs. Escribís muy bien, me da calor cuando gente como vos lee las pavadas que escribo.