7.25.2011

Carta abierta a los dibujos animados: el Pastelero de Frutillitas

Continuamos con la sección Carta abierta a los dibujos animados. En esta segunda entrega le hablaremos a un personaje muy poco recordado por mi generación. Se trata de el Pastelero, villano de la serie animada Strawberry Shortcake, conocida en América Latina como Frutillita o Rosita Fresita.



Querido Pastelero:

Quería decirte que te entiendo. Yo era muy chiquita cuando miraba la serie, pero recuerdo claramente que simpatizaba con tu causa. Querías ser el mejor pastelero del mundo y para eso tenías que destruir a Frutillita. Bueno, en realidad no eras tan malo, no querías destruirla a ella sino a sus creaciones gastronómicas. Tus maldades no pasaban de arruinar una cosecha de frutas o cosas por el estilo. Y mirá que yo era una infante, pero Frutillita me caía muy mal. No sé si eran las medias a rayas, el nombre cargoso, la música o qué, pero ella y sus amigas me resultaban bien pelotudas. Me parecía muy injusto que nunca pudieras ganar los concursos de pastelería. ¡Yo quería que ganaras, al menos una vez! Estaba segura de que te hubieras vuelto bueno de haber podido. En el fondo, eras sólo un perdedor. 

Además, con tu figurita logré completar el álbum y canjearlo por una espantosa lapicera con agua y brillantina en el Cromy Club. La lapicera la perdí a los cinco minutos, y si hoy tuviera el álbum podría venderlo por una fortuna a los coleccionistas freak de Mercado Libre. Como verás, tu admiradora es tan looser como vos. 

Te escribo esta carta para que sepas que tenés el gran honor de ser el primer villano animado al que aplaudí. El segundo fue Jareth, el Rey de los Gnomos en Laberinto (pero no era un dibujo, sino David Bowie maquillado). No sé porqué, pero cuando era chica siempre hinchaba por los malos. Quizá tenga que ver con que los comprendía, o tal vez porque me portaba demasiado bien y en realidad quería ser mala. 

Me pregunto cómo te encontrará la vejez ahora. No recuerdo el final de la serie -de hecho sólo retuve imágenes sueltas-. Quise ver videos tuyos en YotuTube pero la vocecita de tu archienemiga me resulta más intolerable que antes, así que no pude ver ninguno por más de 20 segundos. Espero que seas feliz comiendo pasteles, y que al fin hayas alcanzado la paz.

Con amor,

Natalia

10 comentarios:

Gustavo dijo...

Vos ibas al colegio a la tarde no? Sabes que no me acuerdo de ese chabon. Seguro lo daban en canal 9 a la mañana, si no, lo hubiera visto. Si me acuerdo de las figuritas que venian con brillantina, me acuerdo de otros dibujitos de nena, Rainbow Brite, Cariñositos, Heidi (aunque Heidi junto con Jem trascienden todo genero), Candy Candy, y otros.

Datos curiosos:
Mande la carta haciendome socio del Cromy club y me llego la tarjeta 8 FUCKING AÑOS despues, cuando Cromy ya no existia. Gracias por revolver los traumas de mi niñez

Hasta hoy pensaba que David Bowie no estaba caracterizado en la pelicula Laberinto, que el tipo era asi de verdad.

El griego puteador dijo...

che, el de arriba soy eh

El griego puteador dijo...

Anoche no pude dormir pensando en las figuritas Frutillitas. No venian con brillantina, venian con olor, puede ser? Tengo un leve recuerdo del olor

El Fantasma de Belgrano dijo...

Es un sentimiento de solidaridad similar al que tengo yo por el coyote, quien se vio dolorosamente (en el término literal de la palabra) burlado durante años por un pájaro estúpido que sólo sabía decir "beep-beep"

Viejex dijo...

Yo de estos tampoco me acuerdo, pero si esta "Frutillita" es la misma infradotada que pasan hoy en Disney Junior, merece el desprecio tanto como el maldito y estúpido correcaminos, como dicen acá arriba.

Zeithgeist dijo...

Awwww, yo tenia una munieca de frutillitas que era absolutamente lo maximo. No, no la amaba por su tremenda cutez y femineidad (recuerdo haber intentando hacerle una onda sobretodo de cuerina cosido a mano, lo cual la dejó convertida en algo muy similar a un personaje de tim burton), pero era un oasis para mis sentidos atrofiados por vivir entre muchos perros y tierra salvaje, el olerle la cabeza y que tuviera ese olor zarpado a frutilla que no se le iba mas...
Por otro lado, esto confirma lo que dije en uno de mis posts anteriores: LOS MALOS SON SIEMPRE LOS QUE SE ALZAN CON LA ADORACION DE LOS NINIOS!

Sil dijo...

Yo tenía unos mazos de cartas de Frutillitas, el álbum, un cassette con canciones (ejem... todavía lo tengo por ahí) y hasta los fui a ver al teatro, pero nunca vi los dibujitos por televisión, así que me acabo de enterar eso de los concursos de pastelería. Qué lindo, creía que yo era la única que me acordaba de estos personajes.

Natalia Alabel dijo...

Gustavo/Griego: efectivamente iba al colegio a la tarde.Recuerdo todos los dibujos que mencionás. Las figuritas no sé, supongo que vendrían con aroma, brillantina tenían casi todas. Gran novedad fue el álbum de los ositos cariñosos, que tenían figus de felpa suavecita.

Fantasma: ya varios me han pedido que escriba carta abierta al Coyote, todos queremos ver al correcaminos asado al horno.

Viejex: hay una versión año 2000 de Frutillitas, así que es posible :S

Zeithgeist: no me acuerdo de ese post tuyo, me lo pasás?

Sil: teatro? nunca los fui a ver. En ese sentido mis viejos se rescataban, me llevaban a ver las obras de Hugo Midón :)

Zeithgeist dijo...

http://vengoadesvirtuar.blogspot.com/2008/07/las-cosas-que-los-malos-hacen-mal.html

y este:
http://vengoadesvirtuar.blogspot.com/2011/07/yo-vengo-ofrecer-mi-corazon.html

Anónimo dijo...

phone number lookup