7.25.2011

Carta abierta a los dibujos animados: el Pastelero de Frutillitas

Continuamos con la sección Carta abierta a los dibujos animados. En esta segunda entrega le hablaremos a un personaje muy poco recordado por mi generación. Se trata de el Pastelero, villano de la serie animada Strawberry Shortcake, conocida en América Latina como Frutillita o Rosita Fresita.



Querido Pastelero:

Quería decirte que te entiendo. Yo era muy chiquita cuando miraba la serie, pero recuerdo claramente que simpatizaba con tu causa. Querías ser el mejor pastelero del mundo y para eso tenías que destruir a Frutillita. Bueno, en realidad no eras tan malo, no querías destruirla a ella sino a sus creaciones gastronómicas. Tus maldades no pasaban de arruinar una cosecha de frutas o cosas por el estilo. Y mirá que yo era una infante, pero Frutillita me caía muy mal. No sé si eran las medias a rayas, el nombre cargoso, la música o qué, pero ella y sus amigas me resultaban bien pelotudas. Me parecía muy injusto que nunca pudieras ganar los concursos de pastelería. ¡Yo quería que ganaras, al menos una vez! Estaba segura de que te hubieras vuelto bueno de haber podido. En el fondo, eras sólo un perdedor. 

Además, con tu figurita logré completar el álbum y canjearlo por una espantosa lapicera con agua y brillantina en el Cromy Club. La lapicera la perdí a los cinco minutos, y si hoy tuviera el álbum podría venderlo por una fortuna a los coleccionistas freak de Mercado Libre. Como verás, tu admiradora es tan looser como vos. 

Te escribo esta carta para que sepas que tenés el gran honor de ser el primer villano animado al que aplaudí. El segundo fue Jareth, el Rey de los Gnomos en Laberinto (pero no era un dibujo, sino David Bowie maquillado). No sé porqué, pero cuando era chica siempre hinchaba por los malos. Quizá tenga que ver con que los comprendía, o tal vez porque me portaba demasiado bien y en realidad quería ser mala. 

Me pregunto cómo te encontrará la vejez ahora. No recuerdo el final de la serie -de hecho sólo retuve imágenes sueltas-. Quise ver videos tuyos en YotuTube pero la vocecita de tu archienemiga me resulta más intolerable que antes, así que no pude ver ninguno por más de 20 segundos. Espero que seas feliz comiendo pasteles, y que al fin hayas alcanzado la paz.

Con amor,

Natalia

7.21.2011

Carta abierta a los dibujos animados: Atenea de los Caballeros del Zodíaco

A partir de hoy inauguro una sección en el blog: Carta abierta a los dibujos animados. Será actualizada cuando se me venga en gana. Comenzamos Saori Kido, reencarnación de la diosa Atenea en la serie Saint Seiya, conocida en castellano como Los Caballeros del Zodíaco. 



Querida Saori:

No se me ocurre una manera amable de comenzar esta carta. Lo más suave que puedo decirte es que sos una vaga. Durante todas las sagas lo único que hiciste fue dejarte secuestrar por el malvado de turno, rascarte la argolla y esperar a que los caballeros te rescaten. Nada más. NADA MÁS. Ah, no, perdón, no te rascabas, rezabas así como en medio de unos rayos luminosos enviando energía al cosmos o whatever. Mientras tanto, Seiya, Shiryu, Hyoga, Shun e Ikki se desangraban -literalmente- luchando contra caballeros mucho más poderosos, para ir a tu rescate. 

¡Fracasada! ¡Inútil! ¿Que no eras una diosa? ¿Y tus poderes? ¡En pleno siglo XX (sí, esta serie es del siglo pasado), dando ese ejemplo de porquería a todos los nenes! Y tus compañeras femeninas en el elenco no eran mucho mejores. Resentidas como Shaina o aburridas como Marin, con sus máscaras carentes de expresión y vestuario soso. Mirá que Dragonball era una serie machista, pero sus pocas mujeres siempre tenían algún talento importante, inteligencia, conocimiento, poder de pelea. Vos, la nada misma. Siempre ahí, paradita, con el vientito moviéndote la pollera blanca y el pelo. Aahhh, qué sufrida ella. Pobre. ¡Dejate de joder y andá a laburar!

Con amor, 

Natalia

7.18.2011

Entrevista a Roberto Bolaño

Lo vi en Twitter, lamentablemente no recuerdo quién lo compartió. En este link les dejo una entrevista imperdible a Roberto Bolaño, autor de Los detectives salvajes y otras maravillas. 




¿Qué cosas desea hacer antes de morir?
–Ninguna en especial. Bueno, preferiría no morirme, claro. Pero tarde o temprano la distinguida dama llega, el problema es que a veces no es una dama ni mucho menos es distinguida, sino más bien, como dice Nicanor Parra en un poema, es una puta caliente, que es algo que hace dar diente con diente al más pintado.

7.12.2011

Dónde está la inspiración

Hace semanas que no actualizo el blog. Tres días después del último post tuve una apendicitis, y tras la operación tuve tiempo de descansar en casa. Pero no tenía ganas de escribir. A lo mejor la inspiración se aloja en el final del intestino, ojo. ¡Si te sacan el apéndice nunca más se te cae una idea!