1.09.2011

La importancia de la cosa

Llegué a la conclusión de que Argentina no podría funcionar sin la palabra "cosa" y sus derivaciones. Piensen cuántas veces a la semana dicen:

Se rompió el cosito que traba la mesa.

La cosita que mueve el coso grande.

Alcanzame el coso.

Es una cosa de locos.

Una cosa que no se puede creer.

Hice la cuenta de esta semana y la cosa apareció 30 veces! Sospecho que tengo que ampliar mi vocabulario. Qué cosa, che.
Uh! 31.

UPDATE: Estoy tan quemada que no me di cuenta de que ya había hablado de esto antes!  Soy un desastre.

6 comentarios:

Marco Cippi dijo...

Que cosa!
Ultimamente intento no utilizar esa palabra,pero suele ser un buen recurso,y no suena mal jaja

Alicia Seminara dijo...

A mí más que "cosa" o "coso" me molesta más el "nada".

Me acuerdo que en una época no muy lejana, casi que "cosa" fue reemplazada por el tristemente célebre "pituto". Se sigue usando?

Natalia Alabel dijo...

Por suerte pituto casi no se usa más! Menos mal.

Mañosa dijo...

Ay, pero esto es cualquier cosa!!

Jajajaa

Si, tenés razón, "cosa" es una palabra clave de nuestro vocabulario, sobre todo cuando no recordamos como se llama "el objeto" (iba a decir la cosa) que queremos nombrar. ¡Es como un comodín!

Besos

M.

El griego puteador dijo...

Tuve un deja-vu
(Yo este post ya lo lei, estoy seguro.)

Vayan a la ferreteria y pidan "pitutos Garcia-Belsunce", no falla nunca...

Tuve otro deja-vu
(creo que ya hice este comentario)

Tararira dijo...

Con el "que cosa che" me invalidaste el comentario.

Pero aprovecho para volver a agradecerte la movida con la revista Orsai, si no armabas la movida por acá me hubiera costado horrores conseguirla, olerla y disfrutarla como la disfruto.