10.25.2010

Una cierta falta de tacto

Cuando mi hermana Daniela estaba en primer grado, las maestras consiguieron unos llaveritos de madera para que los niños les regalaran a sus mamás en el Día de la Madre. Los llaveros serían pintados y decorados por los mismos chicos (¡qué besho!)

Cuestión que el llaverito costaba la exorbitante suma de $2. Durante una semana, sin que mamá lo supiera, Daniela no se compró ninguna golosina en el kiosko para ahorrar el dinero. Compró el llaverito y  lo pintó.

Dos días antes del Día de la Madre:

"Espero que este año no me compren ninguna de esas porquerías que les dan en el colegio"


Daniela se guardó el puto llavero y le contó la anécdota recién 13 años después.

7 comentarios:

Figo dijo...

creo que era lo que faltaba para afirmar definitivamente que tu madre no conoce lo que es un filtro

una divina mi suegrita...sin presiones igual eh? jajaja

Alicia Seminara dijo...

Parece algo dicho por mi madre! Nos ha llegado a decir: y esta porquería dónde la pongo?

sofía dijo...

Jajajajaja qué cruel! Quiero saber la reacción de tu madre cuando tu hermana se lo contó, claramente.

Mariela Torres dijo...

Ohhh, ¡qué triste!

Un beso.

Thotila dijo...

La primera vez que le compre algo a mi mama tenia, creo, 7 años. En un puesto en la esquina de Yerbal y Artigas vi un ramo de flores violetas, amarillas y blancas hermoso, se lo compre. Pense en que nunca antes le habia regalado nada. Pense en como se ponia cuando le regalaban flores, en como las cortaba con cuidado y las ponia en un jarron de cristal, adornando la mesa del comedor. Estoy seguro de sonreir al momento de comprarlo.
Fui corriendo con el ramo adornado con un poco de helecho y celofan hasta mi casa, entre, busque a mi mama y le di las flores. No era dia de la madre, no era su cumpleaños, solamente se me ocurrio regalarle algo. Ella las vio y enseguida me miro y dijo "Para que gastas la guita en boludeces?"

Historia veridica.

Saludos

Odios Normales dijo...

¡Pobrecita!

Y pobre Thotila.
Tengo una infancia libre de traumas de ese tipo, me siento incompleta.

Natalia Alabel dijo...

Figo: presión? cuándo? dónde? jjajaja

Alicia: qué mala!!

Sofía: mi mamá dijo que no había sido así, se hizo la boluda, jaja

Mariela: a mí también me hizo un par así.

Thot: esa anécdota es para llorar! qué crueldad.

Odios Normales: no pertenecés al exclusivo Club de Niños con Madres Crueles :P