10.29.2010

Cómo terminar una obra


Terminar un libro es, siempre, un acto de abandono. Pero terminar un libro en un transporte público es desolador. No existe mejor ejemplo de lo que es sentirse solo en medio de una multitud. Es el desamparo.

Ver cine en el cine me gusta, porque la salida es pausada. Hay un final, una pantalla negra. Los títulos se suceden, el murmullo se convierte en ruido, las luces se encienden. La vuelta a la realidad es paulatina y amable.

El teatro, en cambio, es terrible. Me gusta ir al teatro, lo disfruto mucho. Y entiendo que los actores trabajan por ese aplauso que esperan. Pero para mí, aplaudir es una sensación incómoda. No puedo mirar. Yo aplaudo con la cabeza gacha. La pieza termina, y de repente Manón se transforma en Susana Cualquiera. ¡Es el espanto! Un acto de insolencia. No tienen derecho a devolverme así al mundo exterior.

10.28.2010

Quiero agruparme de a 10 para comprar Orsai Revista

Trabajo en microcentro y vivo en Belgrano. Puedo agruparme con lectores de cualquiera de los dos lados. Los interesados, dejen un comentario por favor.
¿De qué demonios estoy hablando? Ver aquí.

Quiero participar de este experimento a toda costa. Casciari está siempre cinco años adelante del resto.

UPDATE - Ya somos:

1) alabelicius@gmail.com
2) lincuado@gmail.com
3) http://twitter.com/javierchapar
4) francisco86@gmail.com
5) http://twitter.com/s3rchi
6) http://twitter.com/M_Una_Ramera
7) http://twitter.com/pochoclera  
8) tararira.1984@gmail.com 
9) griegoputeador@gmail.com
10) natito78@hotmail.com

10.25.2010

Una cierta falta de tacto

Cuando mi hermana Daniela estaba en primer grado, las maestras consiguieron unos llaveritos de madera para que los niños les regalaran a sus mamás en el Día de la Madre. Los llaveros serían pintados y decorados por los mismos chicos (¡qué besho!)

Cuestión que el llaverito costaba la exorbitante suma de $2. Durante una semana, sin que mamá lo supiera, Daniela no se compró ninguna golosina en el kiosko para ahorrar el dinero. Compró el llaverito y  lo pintó.

Dos días antes del Día de la Madre:

"Espero que este año no me compren ninguna de esas porquerías que les dan en el colegio"


Daniela se guardó el puto llavero y le contó la anécdota recién 13 años después.

10.22.2010

Me hicieron un Fashion Emergency

Hace rato vengo pensando qué hacer con mi blog. Porque seamos sinceros, la moda de los blogs personales ya se terminó. Ahora se usa Facebook y Twitter. Los blogs se profesionalizaron. Tienen temas específicos. (Bueno, el tema de Alabelicius siempre fueron los juegos de palabras)

Cuando comencé a trabajar como redactora creativa en el área web, empecé a escribir blogs profesionales,  para empresas. Y se me fueron todas las energías para mi propio blog. Sin embargo, no siento que sea el momento de cerrarlo...

sino todo lo contrario! En Alabelicius NOS GUSTA IR CONTRA LA CORRIENTE así que a partir de hoy este blog se vuelve más personal que nunca. Tanto, que  le pedí ayuda a la ídola de Solcito quien me preparó un Fashion Emergency impecable. Una genia.

Así es. En Discípula podrán ver mis inseguridades textiles, fotos de mis vestidos y comentarios míos que dejan ver que dentro de mi corazoncito intelectual-nerdie, hay espacio para la ropita linda.

Los blogs personales cerraron. Alabelicius vuelve.

(claramente, con ganas de escribir con errores gramaticales y de ortografía y puntuación y que no me importe nada nada, es miooo)