6.24.2009

Las uvas de la ira

Siempre que leo a los grandes autores, me pasan dos cosas simultáneas y contradictorias:

-Me surge un deseo incontrolable de ponerme a escribir;
-Siento que es al pedo escribir porque ya alguien lo hizo demasiado bien.

La inspiración y el desánimo, inexplicablemente juntos y al mismo tiempo.


Estúpido Steinbeck.

6.16.2009

La ortografía arruina el romanticismo

Despidiéndonos en el msn.

Tomás dice:
Chausito amor!

Naty dice:
Chaucito mi vida, con C!

Tomás dice:
Púdra C.

Me lo merezco por desubicada.

6.08.2009

Mis Siete

En general no sigo los "memes" (creo que se llaman así en la jerga de los blogs). Pero este lo ha pasado la colega especial M. de Origen Ramero, así que aquí van siete características/datos de quien suscribe. Más o menos relacionados con la temática de este blog, eso sí.

1-Hace meses que estoy tratando de escribir una poesía. Cada tanto le cambio un adverbio, un nexo coordinante, un adjetivo. Los saco, los vuelvo a poner, busco un sinónimo nuevo pero nada me conforma.
2-Eso me pasa por andar leyendo a González Tuñón. ¿Quién me mandó a creer que puedo ser una poeta como él?
3-Me resulta tremendamente atractivo que me hablen en otros idiomas. (ño-ña)
4-Cuando sea grande, quiero ser jefa de la cátedra de Literatura II, en mi carrera. (ño-ñí-si-ma)
5-Mi resorte sigue sin gastarse, está como nuevo.
6-Peco de gorda mental: me gusta leer libros de cocina mientras como.
7-El exceso de frases, símbolos e imágenes en los nombres del msn me deserotizan. El Tomás pone su nombre nada más, y a veces, ni siquiera eso. Tres puntos suspensivos y ya. Para mí, eso es sexy.

6.01.2009

El castellano se está quedando viejo.

Las relaciones avanzan de la mano de la tecnología, y nuestro idioma no hace nada al respecto. Es culpa nuestra.

Hoy mantenemos relaciones de amistad vía internet. Habrá quien diga que eso no es amistad, que es camaradería u otra cosa, y puede que tengan razón. Pero en verdad no hallo el término adecuado para esa gente con quien chateo a menudo, comparto momentos de diversión, confidencias, ayudas varias. Gente que se preocupa por mí, y yo me preocupo por ellos. Y no podemos usar la palabra conocido porque en la mayoría de los casos, no nos conocemos en persona. Tampoco camaradas, es muy bolchevique.

El inglés solía tener un lindo vocablo para las amistades por correspondencia: penfriend (donde pen: lapicera, pluma). Con la llamada Web 2.0, difícilmente se siga manteniendo una relación de amistad por carta de papel. ¿Qué término usarán ahora? ¿Y qué término podemos usar nosotros, los que hablamos castellano? Amigo-lápiz, además de ser horrible, es inadecuado. Pero amigo-tecla es mil veces peor. E-amigo es espantoso, webfriend suena tonto, amiblogger parece una tribu urbana, unachicaqueconocíporinternet es largo y engorroso.

A los indeseables les pusimos nombre enseguida: trolls. Adoptamos el término en inglés porque es gráfico y fácil de pronunciar. Pero no hemos nombrado a aquellos que no son los amigos de la infancia, ni conocidos, ni compañeros, ni camaradas, son-somos algo nuevo.

Se escuchan propuestas.