3.16.2009

Contra el amor: observaciones en las palabras hermosas

Confieso que no esperaba tantos comentarios. Con más de doscientas cincuenta palabras enviadas, evitaremos caer en la vulgar tentación de erigir sólo una como la más hermosa. En cambio, iremos sacando en limpio algunas conclusiones aventuradas por los propios comentaristas:

-Las palabras esdrújulas son musicales y extrañas: crisálida, fotosíntesis, índigo, luciérnaga.
-La vocal I añade ternura: jazmín, miel, mandarina (por cierto, la palabra más votada)
-Las haches, zetas y equis le brindan exotismo: albahaca, zarcillo, xilofón.

Tengo un listado de todas las palabras enviadas. Pero sean pacientes: en la próxima entrega*, daremos curso al más innovador y útil invento de esta década: la Coctelera de Poemas. Estén atentos!!!!


*Entrada no apta para Neruda, Tagore, Yeats, Girondo, ni ningún otro poeta -vivo o muerto.

3.10.2009

Contra el amor: Buscando la palabra más hermosa

Cada tanto se realizan concursos para elegir la palabra más hermosa de un idioma. Para comprobarlo, basta con buscar en Internet "elección palabra más bella" y similares variantes. Lo que me asombra es la lamentable falta de originalidad del colectivo hispanoparlante, al ser coronada una y otra vez la palabra amor. Si buscan estos concursos, verán que es así. Nadie discute que su significado es la aspiración más sublime , más alta de cualquier persona. Pero como palabra en sí...francamente, no le llega ni a los talones a lapislázuli, amapola, mandarina o preludio. Son sólo algunos ejemplos de palabras con una musicalidad y armonía realmente deliciosas. Alguien propuso una vez en este espacio un buen ejemplo: malaria. Es una lindísima palabra, aunque la enfermedad sea un espanto.

El lector recordará que alguna vez buscamos palabras crueles. Hoy Alabelicius propone buscar palabras hermosas, más allá de su significado.
Empiezo yo: ¡LIBÉLULA!


Bonus: buscando en la web encontrarán que madre también es una de las favoritas. Confío en que el lector es más original que eso.

3.05.2009

Tienda de drogas

Acorde a los tiempos que corren, el habla incorpora términos en inglés a una velocidad pasmosa. No tengo ninguna aversión contra ello; de hecho me divierte usar neologismos contra los puristas del castellano.

Eso sí...¿me pueden decir en qué momento y por qué demonios los kioskos pasaron a llamarse drugstores?!

3.02.2009

Mudanza

En Buenos Aires, los ocupas cobraron relevancia en los medios durante la década del noventa. Tal como ellos, aprovecho que el autor de uno de los mejores blogs del momento está de vacaciones, y le ocupo el rancho: pasen y lean por Los Noventa. Siéntanse como en casa.