1.20.2009

Malas Palabras V: Infancia y malas palabras + Finalistas "Mejor anécdota"

En algún momento de la infancia, entendemos que hay palabras que son malas, muy malas, y no debemos pronunciarlas. Entonces ocurre lo lógico: las decimos lo más seguido posible. Las intercalamos en cualquier frase y según ante quién las digamos, esperamos un reto o un festejo.


Recuerdo con asombrosa claridad la primera mala palabra con la que desafié a mis padres. Fue durante una cena. Mi papá estaba contándole algo a mi mamá, y se le escapó esto: “…entonces Fulano le gritó: “¡chupame la pija!, y…”


Me causó gracia. La palabra era muy simpática, así que la repetí: “¡pija!”. Yo tendría unos seis o siete años y no tenía ni la más lejana idea de lo que estaba diciendo. Mis padres me retaron, pero yo advertí -con la sagacidad que sólo se tiene a esa edad- que por dentro se estaban matando de risa. Entonces doblé la apuesta. Me bajé de la silla y empecé a cantar alegremente: “¡pija, pija, pija!”. Ahí se molestaron en serio. Se enojaron y me dijeron que no podía decir eso. No podía, porque era una “mala palabra”. Desconcertada, pregunté qué quería decir.


Ay, la cara de mi papá en aquel momento. La tengo grabada en la memoria. Se atragantó y dijo: “…eehhr. Es…un…lápiz. Eso. Un lápiz.”


Recuerdo que mi mamá lo miró. Luego me miró a mí, y asintió con gesto dudoso.


Fue mi primer registro de que algo absurdo y carente de sentido estaba sucediendo. Es más, fue la primera vez que sospeché que mis padres me estaban boludeando. Como se veían enojados, me callé y volví a sentarme.


Pero supe que esa palabra, la “mala palabra”, era peligrosa; y por lo tanto, atractiva.


-----------------------------------------

Update concurso:

La categoría Mejor anécdota tiene a los siguientes finalistas, en orden de aparición: Eric, con "El panelista"; Directora de Orquesta, con "Vacaciones"; Novasinfónico, con "El abuelo"; Kuwo, con "Golosina" y Anónimo, con "Inteligencia". Publico la semana que viene.

Pueden leerlos a todos acá. Es para hacerse pis de la risa!



26 comentarios:

Eric dijo...

Me parece que ganaste vos con la anécdota!! Muy buena!!

Me hiciste acordar a algo que me pasó a los siete, ocho años.

El niño Eric andaba angustiado porque el oculista le recetó anteojos para leer. En esa época todavía no existía Harry Potter, así que su principal preocupación era que los compañeritos del curso lo llamaran "Clark Kent".

Después de mucho masticar la angustia (siempre me gustó esta parte), le confié mis miedos a mi viejo. Su respuesta fue bastante pragmática:

-Si alguno te dice Clark Kent, vos le decís "sobame el nabo".

Y yo no sabía lo que significaba, pero me morí de risa ahí mismo.

TEFI dijo...

me hace acordar al episodio de southpark donde se remite al origen de las "malas palabras"...

Mis primeras palabras fueron: mamá, papá y "culo"... de verdad...

Arlequincita dijo...

Mis etapas han sido un poquito más marcadas: con un hermano siete años mayor, mi repertorio incluía varios adjetivos calificativos de increíble sonido, como recalcada cajeta, por ejemplo.
Héte aquí que a mi madre se le ocurre que tengo que hacer la primera comunión. Léase ir al colegio de monjitas, hablar en susurros y nunca nunca pronunciar las "malas palabras".
Demás está decir que cuando terminó el año de instrucción, la monjita me hizo saber que todavía no estaba preparada para tan magno evento ¡y me hizo repetir primer año!
A partir de ahí no dije más malas palabras y fui una santa...bueno, tal vez no tanto, pero la vergüenza me duró hasta que tuve mi primer novio.

Natalia Alabel dijo...

Jajaj, muy graciosos los tres...!!

LECTOR/A, SI RECUERDA SU PRIMERA MALA PALABRA, O LA DE SUS HIJOS, TIENE EL DEBER MORAL (¡?) DE CONTARLA.
Cualquier anécdota con chicos y malas palabras, vale también. Gracias por su colaboración.

Lola dijo...

La primera mala palabra que escribí fué en un pizarrón. No recuerdo que había escrito, pero sí se que involucraba a mi hermana menor. Debe haber sido verdaderamente malo, porque mi papá lo encontró e hizo añicos mi pizarrón.

Ani dijo...

Lo que puedo contarte de las malas palabras es que trato deque mi hijo de cuatro años no las diga...pero es imposible porque soy bastante puteadora y enseguida toma nota.

Por eso implementé un sistema...cada vez que las digo el "hace como que" me lava la boca con detergente...je!

Te imaginás, si fuera cierto tendría la boca llena de burbujas todo el día!

Algunas le tengo permitidas...pero no son las verdaderas "malas palabras"

No es una cuestión de moral y buenas costumbres sino que hay algunas de caracter sexual que son fuertísimas en boca de un niño, locs cuales casi nunca saben realmente lo que están diciendo!

Ruka dijo...

Yo dije espermatozoide en el tren lleno de gente, pense que eran los bichos esos que estan en las zanjas, los hijos de los sapos. que me los comfundia con pececitos eh iba a pescar decia yo. Igual son parecidos, solo que estan en otro tipo de zanja (?)


(o____o)'

pd: q técnica uso? que se yo, la que me salga.

El gato vagabundo dijo...

Es que la palabra pija es violenta y comica a la vez. Suena aspera, dura, (uh... me parece que me estoy yendo al carajo), pero a la vez suena como algo comico.

O sea... la palabra es adecuada. Nada mas comico y duro a la vez que una pija.

Lo otro, son apenas pititos, pajaritos, chotitos, cositas, etc...

Gran Lady dijo...

Yo, a mi niña de 3 años: "Andá a lavarte las manos para comer"

Pequeña demonia: "no me lavo un carajo".

------

Padre de niña, mirando un partido por la tele: "hijo de puta, qué cobrás"

Pequeña demonia: eso no se dice.

Padre: cuando hay partido, se puede decir.

Resultado: Pequeña demonia está los 90 minutos que dura un partido de fútbol, diciendo "hijo de puta". Escucha la música de TyC y dice "hijo de puta hijo de puta hijo de puta"

-------

Pequeño choque en el auto. Abuela preguntando qué pasó. Pequeña demonia (repitiendo lo que escuchó): "nos chocó un chabón pelotudo".


Estoy viendo que con pequeña demonia y las puteadas tengo material para hacer un blog entero.

Kuwo dijo...

jajaja! lo que me reí con algunas!!

No me acuerdo cuál fue mi primera mala palabra, pero una vez, en un colectivo (las que se dijeron en lugares públicos son las mejores =P ), dije con esa majestuosa voz de pito que tienen todos los niños: "Mamá, ¿qué tiene esa viejjjjja?" (así, si, bien asqueroso dije el 'vieja')
Entonces mi mamá me dice, casi en secreto "No se dice eso!"

"Ah! Perdón... ¿Qué tiene esa anciana?"

*******

Lo que sí me acuerdo bien son las puteadas de mi hermano menor. Le llevo 12 años, así que imaginate: Yo en la edad del pavo y él en la edad de la esponja, todo lo que veía y escuchaba, le quedaba grabado.

MI HERMANO: "Martín siempre me molesta"
YO: "Mirá Guille, escuchá bien, cuando te moleste decile 'sos un pelotudo'"

Al día siguiente mi hermano vino llorando porque lo retaron, y yo me hice bien el boludo todo el día para que no me reten a mi.

Abrazo!

Lectora silenciosa dijo...

Hola!

es de mi sobrina, que es una retoña de dos años con carita de angelito...
Acostumbrada a estar entre adultos, y a escuchar a su papá y a sus tíos cantar canciones de cancha, empezó a cantar una canción del jardín, de animalitos y coronó el estribillo con un sutil "¡¡CANTEN PUTOS!!"

Fue muy gracioso, tuvimos que poner a los tios una semana en penitencia...

Natalia Alabel dijo...

Lola, qué escribiste para que rompieran el pizarrón?? alguna barbaridad como las que dijeron acá, evidentemente.

Ani, estoy de acuerdo. Uno tiene que usar malas palabras acordes a la madurez que se tiene. Siempre queda mal hablar de lo que no se entiende (y esto va más allá de las puteadas, vale en cualquier ámbito)

Ruka, yo te preguntaba si dibujás con la compu, con plumín o combinás técnicas. Ah, y quisiste decir renacuajos y dijiste espermatozoides? Taaanto no te equivocaste, che.

Gato, es cierto. Algo de cómico hay, no? (qué descubrimiento perturbador). En cambio una vagina no tiene nada de cómico, creo.

Gran Lady: zarpadas las anécdotas de Pequeña Demonia! "no me lavo un carajo!" en esos momentos uno se debate entre reírse o darles un chirlo, no?

Kuwo, siempre me pregunto cuántas vergüenzas como esa me harán pasar mis hijos...

Lectora silenciosa, gracias por comentar! Muy graciosa tu historia, me imagino a la criatura diciendo CANTEN PUTOS y me hago pis!

Ruka dijo...

Ah, con todo lo que dijiste uso, depende el dibujo y la historia. Pero uso mayormente casi todo eso, capaz x separado.

M. (Una Ramera) dijo...

me hizo acordar al momento en que les pregunté a mis hermanos qué era el "marrón" del tema "entregá el marrón" de los auténticos decadentes. Un "ropero grande" me dijeron. Yo les creí y divulgué el conocimiento con mis amiguitos del cole.

jUaNm dijo...

Cuanta cultura junta.
Esto es un homenaje a la Real Academia Española.

Mariela Torres dijo...

Mis padres no eran de usar malas palabras y las pocas que usaban nos las tenía prohibidísimas. Yo me acuerdo que en primer año de la secundaria una compañera le pasó un papelito a otra compañera donde decía: "pendeja tortillera falopera" y yo me quedé en ayunas. No entendí el significado de ninguna de las tres palabras.

Arlequincita dijo...

Digo yo, qué tiene que ver una buena tortilla de papas con mucho pimentón y cebollita con dos señoritas que se miman eh ??? No había otra palabra para designar la homosexualidad femenina? Yo, la verdad, escucho tortillera y me imagino una señorita apasionada por las tortillas españolas.

fabersite dijo...

muy buena anecdota.
Siempre existen esos tiios y/o primos que incentivan a los nenitos como si fuesen pseudos "fonoaudiologo";
A ver deci "Poronga"
A ver deci "Sorete"
A ver deci "Concha"
y la lista es interminable...

† GøŊzΔ£o † dijo...

Hola Natalia! Felicidades por tu blog! Si bien no llegué a leerlo completo (por lo cual espero sepas disculpar la incoherencia de este mensaje con relación al post) por razones de tiempo, debo decir que quedé impactado / deslumbrado / cautivado por tu forma de escribir, espero sigas así...

Horacio dijo...

tiene razón tu viejo

es el famoso lápiz japonés

Ricardo Muñoz José dijo...

No sé muy bien de qué va el concurso, pero voy a dejar unas palabrotas dentro de una anécdota.
Aunque suene a chiste, este hecho es verídico. Ocurrió con un amigo de mi padre.

Es día de boda. La iglesis está engalanada. Llena de parientes y amistades de los contrayentes. La pareja en el altar. El cura pregunta:
-Fulano, ¿aceptas por esposa a fulanita?
-¡NO ME ROMPA LOS GÜEVOS!! ¿A QUÉ HE VENIDO? -repondió el novio.

Repito que esta anécdota es rigurosamente cierta.

Como mis hermanos y yo éramos niños, mis padres hacían malabares para contarle el suceso a los vecinos.

Un saludo.
Ricardo - Linde5

Tampax Ultra dijo...

Lo de tortillera me dijo alguien que no es por las tortillas españolas, sino por las mexicanas (las que se usan para hacer tacos). Estas tortillas se hacen a mano, y cuando van redondeando la masa la pasan de mano en mano, el ruido que hacen es algo así como flap, flap, flap, flap... saque usted sus propias conclusiones.

En mi casa nunca, jamás se usaba una mala palabra ni en broma, mis papás nos las tenían prohibidísimas a mí y a mis hermanos. Cuando nos escuchaban decir alguna nos lababan la boca con jabón (literal) y eso que no éramos de decir cosas grosas, era cuando se nos escapaba algún "culo" o "boludo".
Una vez, yo ya era preadolescente, 11 años quizás, le espeté un "boludo" a un amigo con el que estaba jugando. Mi viejo salió hecho una furia de la casa, me cazó de la nuca y me llevó al lavadero, ahí, conmigo queriéndome zafar (con la fuerza de todo un hombrecito, vale decir) y sin encontrar el jabón blanco, que había tenido yo la precaución de esconder previamente, agarró lo que encontró, como para asustarme... lo que encontró fue lavandina, se untó el dedo y me puso un poquito en la lengua justo en el momento que yo pegaba un trago en seco. Me tragué la lavandina y empecé a vomitar al instante, una explosión de vómito por todas partes. A mi papá le agarró tal cargo de conciencia que desde ese momento cortó con el castigo, mis hermanos menores por consiguiente son unos bocas sucias bárbaros.

Tampax Ultra dijo...

LaVaban, laVaban... lavaban va con V al principio y B después. El problema es que están juntas en el teclado, así que un dedazo mal puesto te convertís en todo un Vruto.

Roky Rokoon dijo...

me acuerdo que me llevaron a la cancha , era muy pequeño, tipo 3 o 4 años, y obvio todo el mundo puteaba y yo decia, abuela, esas cosas no se dicennnnn

xavier dijo...

Linda anécdota. Tierna y divertida.

somebody dijo...

酒店經紀人,菲梵酒店經紀,酒店經紀,禮服酒店上班,酒店小姐,便服酒店經紀,酒店打工,酒店寒假打工,酒店經紀,酒店經紀,專業酒店經紀,合法酒店經紀,酒店暑假打工,酒店兼職,便服酒店工作,酒店打工經紀,制服酒店經紀,專業酒店經紀,合法酒店經紀,酒店暑假打工,酒店兼職,便服酒店工作,酒店打工,酒店經紀,制服酒店經紀,酒店經紀