11.26.2008

Nuevas denominaciones: Empanadas en el freezer


Generalmente uno agenda teléfonos o mails de gente con quien alguna vez hubo onda. Quizá uno está en pareja, o no, pero los datos siguen ahí, guardaditos y listos para usar en caso de emergencia. A esas personas las llamo"empanadas en el freezer": después de todo, cumplen más o menos la misma función.


11.12.2008

Los verbos casar y cazar, no hace falta decirlo, son muy similares. Sospechosamente similares. Pero no estoy hablando de su condición de homófonos.

"Estoy casado/a": alguien más, como si de una liebre se tratase, los ha cazado. ¿Será que esa persona con quien uno se casa es como un trofeo de cacería?

-Che cacé una tetona!
-Muy bien! Cocina?
-No.
-Bueno, comés y después cazás otra.

En los tiempos de nuestros ancestros cavernícolas, obtener una pareja para aparearse era algo de vital importancia. Se ve que ahora sigue siendo igual.


Pensar sobre el idioma, a veces, puede ser muy inquietante.


Bonus: Algo similar ocurre con la palabra "esposa". Para el castellano, la mujer casada equivale al adminículo que usa el señor policía para llevarse presos a los malhechores.